lunes, 13 de agosto de 2012

Dia 2 Sábado Programado.

Sábado. Salgo a compartir con mis amigos, un día normal jugar cartas tomar vino etc., y estoy en el lugar sin participar, observando todos los eventos y como que no pertenezco, como si fuera otra dimensión, bueno todos estos días siento y veo la vida desde otra perspectiva, y ahora puedo ver los programas de cómo existo ( bueno no todos ) pero la mente es persistente y se confabula con el subconsciente, para no permitirme escapar de las programaciones, y así hacerme creer que el sentido común  no es real, que la mente  soy yo, y que es lo único real para poder ser aceptado dentro del sistema, es continuar con el juego que por años he permitido y aceptado.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido a mi mismo haber existido dentro y como el habito de tomar vino y jugar cartas con los amigos, y no haberme dado cuenta de que lo hago para ser aceptado en el circulo, porque no me acepto a mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haberme aceptado y permitido a mi mismo, existir dentro y como la creencia de que no valgo, que no tengo poder, y que justifico el habito de juntarme con mis amigos a beber vino por que me siento reconocido y validado por ellos, en lugar de darme cuenta, que yo puedo dirigirme a mi mismo, como el respiro en cada momento, y no participar mas en hábitos que destruyen mi cuerpo físico y la existencia física.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido a mi mismo, definir como un día normal, el ir con mis amigos a jugar cartas y tomar vino en lugar de darme cuenta que lo utilizo como justificante para poder evadir la responsabilidad de hacerme cargo de mi mismo, en lugar de aplicarme en desactivar las memorias que fueron grabadas por mis antepasados, ya que  destruyen mi vida y la de mi familia.

Me perdono a mi mismo por no haber aceptado y permitido a mi mismo, no darme cuenta que a través de la amistad he creado separación y desigualdad, con la vida, con mi propia vida que no veo cuando creo ilusiones y mundos paralelos en mi mente, debido al alcohol y junto con aquellos que considero mis amigos creamos una pseudo elite donde no consideramos a los demás y actuamos con indiferencia, a los procesos de hambre y abusos que acaban con el mundo.

Me perdono ami mismo por haber permitido y aceptado, existir como la creencia de que soy la mente, en lugar de darme cuenta que es una estructura que contiene programaciones del sistema en las cuales he permitido convertirme.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado que la mente me dirija y me controle cuando digo que se confabulan para no permitirme ver las cosas como son. 

Me perdono a mi mismo por aceptar y permitirme a mi mismo existir como la victima porque renuncie a la responsabilidad de dirigirme a mi mismo, como vida.

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado a mi mismo no darme cuenta que he aceptado y permitido al sistema que busca a través de alcoholizar y drogar,  la creación de falsas  ilusiones que me destruyen a mi mismo, en lugar de darme cuenta que yo me dirijo a mi mismo en sentido común y no participar mas. 

Me perdono a mí mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como la creencia de que soy 'mayor/superior' por tomar alcohol sin haberme dado cuenta de que tal creencia es un ilusión creada al ser influenciado por el mundo, y que yo mismo acepté y permití existir y creerme a mí mismo ser tal creencia, y que de hecho ello implica el creerme/percibirme como 'inferior' por no hacerlo.

Me perdono a mi mismo por permitirme a mi mismo, haber implantado las memorias del alcoholismo en mis hijos, al mostrarme ante ellos como el todopoderoso alcohólico, sin darme cuenta que es solo permitir  el habito/adicción y la autodestrucción de ellos hasta aquí no más.




No hay comentarios:

Publicar un comentario