martes, 25 de septiembre de 2012

Dia 3 iniciando el trabajo



Iniciando mis actividades en el  trabajo, y revisando los programas de las materias y el enfoque que se les da para lograr que los alumnos estén preparados para ser competitivos dentro del sistema establecido, en donde solo se toma en cuenta a los que tienen ciertas características y habilidades, y yo soy uno de los que están preparando a los seguidores del sistema, me veo y siento que el escenario se cae a pedazos y me siento ridículo, por encontrarme en esta situación porque logro visualizar la telaraña que el sistema ha creando desde los primeros días de el aprendizaje ( a.d.n. hogar, kinder, primaria, secundaria, preparatoria y profesional.) y en prof. es cuando me llegan ya con una serie de programas en pleno desarrollo, unos dañados mostrando rencor, otros resentimiento, etc. etc. Y cuando tengo oportunidad, les expongo los temas de igualdad, de ingresos monetarios justos para todos, del control de la mente que hemos permitido y aceptado y hemos creído que es la vida , que los sentimientos y emociones son programas, que la religión es parte del control, (y solo veo caras que dicen QUE, QUE), de los miles de niños que mueren de hambre y su reacción es de what!, lo detecto por la forma en que me miran y su silencio por miedo a hacer el ridículo ante sus compañeros, pero a pesar de todo yo continuo transmitiendo la información que estoy obteniendo de DESTENI. uno o dos que se interesen yo creo que es un granito mas para llenar el costal.


Me perdono a mi mismo por haberme permitido a mi mismo existir en la creencia que los alumnos deben ser competitivos para subsistir en el sistema, en lugar de darme cuenta que la competitividad es un programa mas que fomenta el abuso a la vida a través de si no eres competitivo no subsistes


En y cuando me vea ami mismo participando en el pensamiento que los alumnos deben ser competitivos, me detengo y respiro y me doy cuenta que la competitividad es un programa que abusa de la vida, Me comprometo a mi mismo, parar cualquier pensamiento relacionado con la competitividad y comentarles los riesgos que implica aceptarla como supervivencia.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido a mi mismo pensar que el escenario se cae a pedazos, en lugar de, yo soy el que se cae a pedazos  internamente por recibir toda esta información y mi mente me hace creer que todo se caerá pero a la fecha lo único que se cae son mis viejos programas y entro en pánico al creer que la mente es la vida pero no, la vida nunca entra en pánico


En y cuando me vea mi mismo pensar que el escenario se cae a pedazos, me detengo y respiro y me doy cuenta que mi participación en la caída es mental y el pánico es una consecuencia.  Me comprometo a mi mismo que cada  vez que me vea a mi mismo entrando en pensamientos de pánico, aplico el perdón a uno mismo, y la respectiva corrección.

Me perdono a mi mismo por aceptar y permitirme a mi mismo, pensar que yo soy el que los prepara para que existan en el  sistema como el control, en lugar de darme cuenta, que todos somos parte del mismo y que lo mantenemos vivo dentro y fuera de nosotros.

En y cuando me  vea a mi mismo creyendo que soy el preparador para que existan dentro del sistema me paro y respiro y me doy cuenta que solo es una creencia,    me comprometo a mi mismo que cada vez que aparezca esta creencia verla como una parte del ego de la mente. Ya que todo ha sido preprogramado aplico las herramientas de DESTENI  para reprogramarme a mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido a mi mismo verme y sentirme ridículo de creer que yo los preparo, en lugar de darme cuenta que llevamos años  bajo este sistema de esclavitud y cuando siento que soy ridículo no es mas que lo que he aceptado y permitido repetir lo que esta establecido, en lugar de darme cuenta que puedo hacer un cambio, y empezar a reprogramar la vida que no he vivido por desconocimiento de la misma.

En y cuando me vea a mi mismo verme y sentirme ridículo me detengo y respiro, y me doy cuenta que es el tipo de esclavitud  que he permitido y aceptado y que solo es un pensamiento al que he dado un valor, me comprometo a que cada vez que surja este pensamiento. Lo corrijo  

Me perdono a mi mismo por haber permitido y aceptado a mi mismo, etiquetar y  creer que mis alumnos me llegan dañados, en lugar de darme cuenta que es un reflejo del daño interno que siempre he tenido y que solo ellos me lo muestran en forma de silencio y caras largas.

En y cuando me vea a mi mismo etiquetando y definiendo a los demás me paro y respiro y me doy cuenta que es una proyección de mi mismo daño interno, que he permitido y aceptado. Me comprometo a mi mismo a dejar de etiquetarme a mi mismo y a los demás y asumir la responsabilidad de lo que es real  aquí














1 comentario: